lunes, 13 de agosto de 2018

Piero Barone en Selinunte

Piero y Mariagrazia Barone en Selinunte 
(Foto: @mariagrazialkj)
Parque Arqueológico de Selinunte,
visto desde el mar
(Foto:@barone_piero)

         Piero Barone sigue mostrando a sus seguidores las maravillas histórico-artísticas de su tierra natal, Sicilia. El 11 de agosto de 2018 Piero, junto a familiares y amigos, se desplazó a Selinunte, en la costa occidental de Sicilia y, además de asistir al concierto de un famoso DJ, pasó un bonito día en esa ciudad en la que se puede disfrutar del mar y de inapreciables tesoros artísticos.

       Selinunte fue una próspera y rica colonia griega situada en la Magna Grecia (Sur de Italia) fundada en el siglo VII a.C. Tuvo su época de esplendor en los siglos VI y V a.C., momento en el que se construyeron la mayor parte de sus grandes monumentos. Sin embargo, su decadencia llegó a finales del siglo V a.C., cuando fue saqueada y, finalmente, destruida en el siglo III a.C. por los cartaginenses durante las Guerras Púnicas.

Templo de Selinunte de noche
(Foto: @barone_piero)
       Un aspecto que sigue intrigando a los historiadores respecto a Selinunte es por qué se construyeron tantos monumentos, sobre todo templos, en esta ciudad. El Parque Arqueológico de Selinunte es el más extenso de Europa y en él se encuentran fortificaciones, santuarios y, sobre todo, un número inusual de templos para una sola ciudad. Además, en Selinunte se conserva una gran cantidad de otros restos arqueológicos, entre los que destacan relieves, cerámicas y figuras votivas. En la acrópolis de la ciudad se construyeron siete templos y en la colina Marinela, hacia el este de la ciudad, se encuentran tres más. Los templos de Selinunte están construidos en piedra caliza y en orden dórico y, por su robustez, responden básicamente al estilo arquitectónico impuesto en la época arcaica griega. De muchos de ellos se conservan pocos restos o solo los cimientos, pero otros, como el templo E, dedicado a la diosa Hera y construido ya en la época clásica (siglo V a.C.), se encuentran en un buen estado de conservación.

 Licencia de Creative Commons Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional. 

domingo, 1 de julio de 2018

Reconocimiento de la ciudad de Sorrento para Il Volo

El alcalde de Sorrento, Giuseppe Cuomo, hace entrega del
el Reconocimiento de la ciudad de Sorrento a Il Volo
(Créditos: Rai Play )

     El 23 de junio de 2018, Il Volo participó en la ceremonia del Premio Biagio Agnes que se celebró en la ciudad de Sorrento y que fue retransmitida por Rai 1 el 27 de junio. Il Volo abrió el evento con la interpretación Caruso y cerró la ceremonia con Grande Amore.

     Este año el Premio Biagio Agnes, que se entrega a ilustres personalidades del periodismo y la comunicación italiana, cumplía 10 años y, por tanto, era esta una edición destacada. Pero lo más interesante para nosotros es que, en el contexto de esta ceremonia, los chicos de Il Volo recibieron un reconocimiento muy especial. El alcalde de Sorrento, Giuseppe Cuomo, entregó a Gianluca Ginoble, Ignazio Boschetto y Piero Barone un premio concedido por la ciudad de Sorrento por ser "los embajadores de Italia en el mundo con sus voces y sus canciones". El alcalde destacó como con canciones como Caruso o Torna a Surriento, Il Volo ha dado a conocer esta ciudad en todo el mundo y entregó a los chicos un diploma y una pequeña escultura de terracota, realizada por Marcello Aversa, que representa a tres músicos (Piero, Ignazio y Gianluca) en la puerta de la ciudad de Sorrento.

Il Volo en la ceremonia de entrega del Premio Biagio Agnes
(Créditos: TV Sorrisi)

      Por tanto, un nuevo reconocimiento al talento, el mérito y la fama de los chicos de Il Volo, que no paran de acumular premios y distinciones en sus vitrinas. A continuación, ofrecemos un vídeo de la entrega de este premio a Il Volo. El vídeo completo de toda la ceremonia y las dos actuaciones de Il Volo, se puede ver en Rai Play







domingo, 3 de junio de 2018

Il Volo recibe el premio "Arte y Cultura la Bagnaia"

Los chicos de Il Volo con el premio recibido, junto a Marisa Monti Rifesser
y Bruno Rifesser Monti  (Créditos: Osservatorio Permanente Giovani - Editori)
     Los días 25 y 26 de mayo de 2018 se celebró el congreso Crescere tra le righe (Crecer entre líneas) organizado por el Osservatorio Permanente Giovani - Editori en La Bagnaia (Siena, Toscana). Al final de la primera jornada, el trío Il Volo actuó cantando dos canciones, My Way y Grande Amore.

     Sin embargo, el gran momento para Piero Barone, Gianluca Ginoble e Ignazio Boschetto llegó el día 26, cuando fueron galardonados con el Premio Arte e Cultura la Bagnaia, concedido por la Asociación Cultural Attilio Monti y que este año cumplía su décima edición. El premio se les concedió "en homenaje a su carrera, puesto que, a pesar de su corta edad, se han convertido en un ejemplo de cómo el esfuerzo, la dedicación, la pasión y el estudio puede llevar a conseguir el prestigioso objetivo de ser conocidos a nivel internacional y ser portadores de un mensaje positivo para todos los jóvenes que quieren seguir creyendo en sus propios sueños"

Gianluca Ginoble, Ignazio Boschetto y Piero Barone
(Créditos: Osservatorio Permanente Giovani-Editori)
    El premio fue entregado por Marisa Monti Rifesser, presidente de la Poligrafici Editoriale y de la Asociación Cultural Attilio Monti. La señora Monti se dirigió a los asistentes recordando que hoy vivimos en un momento de crisis y que muchos marchan al extranjero en busca de fortuna, pero si uno tiene pasión, ganas de trabajar y sabe lo que quiere, el trabajo está en cualquier parte, y en Italia se encuentra el mejor. Por su parte, Piero Barone ha agradecido vivamente a la señora Monti la entrega del premio, Gianluca se ha declarado emocionado e Ignazio ha concluido diciendo que ellos estuvieron en el lugar justo en el momento justo, y tuvieron la suerte de encontrar personas que no los trataron como un producto sino como unos chicos que querían alcanzar sus sueños.

     Considerando que este blog se llama Il Volo, arte y cultura, igual que el premio concedido, teníamos que dejar constancia de este nuevo reconocimiento a Piero Barone, Gianluca Ginoble e Ignazio Boschetto y, desde aquí, darles la enhorabuena. A continuación ofrecemos el vídeo del Osservatorio Permanente Giovani - Editori en donde se muestra la entrega del premio.

domingo, 15 de abril de 2018

Il Volo: El brindis de La traviata

Il Volo con Plácido Domingo que dirigió la orquesta durante 
la interpretación de Libiamo ne' lieti calici en el concierto de 
Florencia el 1 de julio de 2016 (Créditos: Il Volo music)

          Libiamo ne’ lieti calici, también conocido como “El brindis de La traviata”, es un dúo con coro perteneciente a la ópera La traviata (La extraviada) de Giuseppe Verdi. La traviata, ópera basada en La dama de las camelias de Alejandro Dumas (hijo), junto a Rigoletto e Il trovatore, supuso la consagración definitiva de Verdi y una las óperas más representadas de todos los tiempos. Al igual que la novela de Dumas, La traviata es una historia de amor, pasión, celos y muerte, todos ellos temas muy queridos por el Romanticismo en pleno auge en los años de su estreno.

           La acción de La traviata se desarrolla hacia 1850, es decir, en la misma época de Verdi. La protagonista es Violetta, una mujer de origen humilde pero muy bella que, para poder llevar una vida de lujo y placer, se había convertido en una famosa cortesana que vivía a costa de hombres ricos e influyentes. Un joven de familia acomodada se enamora de ella en la distancia y se preocupa por la salud de Violetta cuando ésta cae enferma con tuberculosis. Este joven, llamado Alfredo, tiene ocasión de conocer a su amada en una fiesta a la que acude acompañando a un amigo y, durante esta escena del primer acto, se canta el famoso “Brindis” en el cual se establece un diálogo entre Alfredo y Violetta en el que queda bastante claro el diferente concepto del amor y la vida que tienen los dos personajes. Mientras Violetta dice que “la vida es solo placer”, Alfredo, que está enamorado, contesta “para aquellos que no conocen el amor”. Cuando se quedan solos, parece que Violetta se siente atraída por Alfredo y acepta tener una relación con él, pero no está dispuesta a renunciar a su vida de lujos y diversión, tal vez porque sabe que su enfermedad acabará con su vida en poco tiempo.

En el segundo acto, Violetta ya está enamorada de Alfredo y vive con él en una casa de campo. Sin embargo, un día el padre del joven le pide a Violetta que abandone a su amante porque le está arruinando la vida. Violetta, para no perjudicar a su amado, decide abandonarlo y volver a su vida anterior. Todo esto provoca una serie de episodios de celos y dolor en ambos personajes. Violetta cae de nuevo enferma y el padre de Alfredo, corroído por el remordimiento, le confiesa a su hijo que él ha sido el culpable del alejamiento de Violetta. Alfredo, finalmente, acude a visitar a Violetta que muere en sus brazos.

La traviata se estrenó en el teatro La Fenice de Venecia con un estrepitoso fracaso. Según la opinión del propio Verdi, el reparto no había sido muy acertado, especialmente en el caso de la soprano que, por su edad y su sobrepeso, no hacía creíble el papel de una mujer joven y delicada que moría de tuberculosis. Verdi revisó la obra y volvió a estrenarla, con nuevos intérpretes, en 1854 en el teatro San Benedetto de Venecia y, esta vez, fue un rotundo éxito.

Cuando se representa la ópera, Libiamo ne’ lieti calici es un dúo interpretado por un tenor y una soprano, acompañados en algunos fragmentos por el coro. Sin embargo, cuando se canta en recitales y conciertos, es frecuente que sea interpretado por tenores, en solitario, en dúos o en tríos. Así fue como cantaron esta pieza Pavarotti, Carreras y Domingo en sus famosos conciertos de Los tres tenores, y así es como la ha interpretado Il Volo durante su tour Notte Magica.

A continuación, se ofrece un vídeo con la actuación de Il Volo en Moscú el 18 de junio de 2017, con subtítulos en español, interpretando el alegre y famoso "Brindis" de La traviata.

Il Volo durante la interpretación de Libiamo ne'
lieti calici en Moscú el 18 de junio de 2017.

sábado, 7 de abril de 2018

Il Volo: Torna a Surriento

Cartel de Torna a Surriento (Créditos: Il Volo music)

           Torna a Surriento (Vuelve a Sorrento) es una de las canciones napolitanas más célebres, compuesta por los hermanos De Curtis: Ernesto y Giambattista. Ambos hermanos eran hijos del pintor Giuseppe de Curtis, del que heredaron el espíritu artístico. Ernesto fue músico y compositor, mientras que Giambattista, además de pintor y escultor, también fue un gran escritor y poeta.

Los hermanos De Curtis estaban muy ligados a la ciudad de Sorrento, en la que pasaban largas temporadas, especialmente Giambattista. El alcalde de la ciudad,   Guglielmo Tramontano, era también el propietario del Gran Hotel donde Giambattista se alojaba habitualmente, y mantenían una estrecha amistad. En 1902 pasó unos días de descanso en Sorrento el entonces primer ministro de Italia, Giuseppe Zanardelli, y Tramontano aprovechó la ocasión para pedirle ciertas mejoras en las infraestructuras de la ciudad de Sorrento que, entonces, se encontraban en bastante malas condiciones. Cuando el primer ministro iba a abandonar la ciudad, el alcalde pidió a los hermanos De Curtis que compusieran una canción para despedir a Zanardelli, instándole a volver a la ciudad y no olvidar las mejoras prometidas. Al parecer, Ernesto tenía ya compuesta una bella melodía a la que Giambattista añadió un texto adecuado para la ocasión y, así, surgió Torna a Surriento, canción escrita en napolitano y que se interpretó por primera vez en el acto de despedida del ilustre visitante.

La canción enseguida adquirió mucha popularidad y fue incorporada al repertorio de grandes tenores, pero lo que definitivamente la hizo famosa mundialmente fue su adaptación a la música ligera realizada por Doc Pomus y Mort Shuman para Elvis Presley con el título de Surrender. La canción, que se grabó en 1961 con un texto totalmente diferente y un ritmo más ligero, resultó un éxito absoluto alcanzando inmediatamente el número uno en las listas de los discos más vendidos en EEUU y Reino Unido.

Torna a Surriento ha sido cantada por numerosos intérpretes de música lírica y ligera: desde el ya citado Elvis Presley y Andrea Bocelli, hasta los más grandes tenores como Caruso, Pavarotti, Carreras o Plácido Domingo. Il Volo hizo una versión muy original de Surrender en inglés, aunque introduciendo algunos fragmentos en el napolitano original y, para el disco en directo y la gira “Notte Magica”, interpretaron la versión clásica de los hermanos De Curtis de Torna a Surriento.  

A continuación ofrecemos las dos versiones de Il Volo: en primer lugar la versión clásica en napolitano que utilizó el campeón de Italia de patinaje sobre hielo, Matteo Rizzo, en los campeonatos europeos de Moscú (Rusia) y los juegos olímpicos de invierno de Pieongchang (Corea) de 2018, y en segundo lugar la interpretación que combina la versión en inglés y en napolitano interpretada en la Arena de Verona el 23 de septiembre de 2015.
Actuación del patinador Matteo Rizzo (Italia)
en los campeonatos de Europa de patinaje en 
Moscú (2018) con Torna a Surriento 
interpretada por Il Volo.

Il Volo interpretando Surrender (Torna a 
Surriento) en la Arena de Verona el
23 de septiembre de 2015



domingo, 18 de marzo de 2018

Ignazio, Caravaggio y Leonardo da Vinci

Ignazio Boschetto mostrando dos puzzles : La cesta de frutas
de Caravaggio y El hombre vitruviano de Leonardo da Vinci
(Creditos: Ignazio Boschetto)

(Leer en italiano)


En febrero de 2017, Ignazio Boschetto nos mostró, a través Instagram, una de sus grandes pasiones: los puzles. Pero lo que más llamó mi atención fue que los puzles que nos mostraba eran reproducciones de obras de dos grandes genios del arte italiano: Caravaggio y Leonardo da Vinci.

Caravaggio: Cesto con frutas (1596)
El primer puzle nos muestra el famoso Cesto con frutas, pintado en 1596 por Michelangelo Merisi, más conocido como Caravaggio, que se conserva en la Pinacoteca Ambrosiana de Milán. Se trata de una obra de juventud del gran pintor, donde ya se muestran dos de las más marcadas características de su estilo: un naturalismo extremo en la reproducción de las frutas que, lejos de aparecer lustrosas muestran el ataque de hongos e insectos, y una técnica de una perfección pasmosa en la reproducción de la realidad. Caravaggio, considerado uno de los iniciadores del Barroco, fue de los primeros pintores que elevó a un primer nivel el género conocido como bodegón o naturaleza muerta. Siempre he dicho que Ignazio me recuerda a un caballero del siglo XVII, la época de Caravaggio, y parece que también a él le gusta el arte que se produjo en ese momento.

Leonardo da Vinci: El hombre vitruviano (1490)
En el otro puzle aparece un famoso dibujo del más universal de los hombres del Renacimiento: El hombre vitruviano de Leonardo da Vinci. Es bien sabido que el artista florentino llevaba siempre consigo cuadernos de notas donde apuntaba todo aquello que llamaba su atención y que hoy se encuentran recopilados en códices conservados en diferentes países del mundo. Parece que el dibujo del que estamos hablando, realizado hacia 1490 y que hoy se conserva en la Galería de la Academia de Venecia, formaba parte de uno de esos cuadernos de notas. En él se representan las proporciones perfectas del cuerpo humano según Los diez libros de arquitectura del arquitecto romano Vitruvio. Este libro, al ser el único tratado de arquitectura que se conservaba de la Antigüedad clásica, fue estudiado con extremo detalle por los artistas del Renacimiento, y entre todos sus pasajes, tal vez, el más estudiado fue aquel dedicado a las proporciones ideales del cuerpo humano. El libro de Vitruvio, sin embargo, carecía de ilustraciones, por lo que varios artistas, entre ellos Leonardo da Vinci, procedieron a elaborar la representación gráfica de los conceptos del arquitecto romano. Vitruvio proponía multitud de medidas y proporciones, pero su tesis más llamativa era la que indicaba que el centro de cuerpo humano se encontraba en el ombligo y, tomando ese punto central, el cuerpo humano ideal debía quedar inscrito, simultáneamente, en un círculo y un cuadrado, las dos formas geométricas más perfectas. Para representar este y otros conceptos, Leonardo realizó este fantástico dibujo en donde un hombre desnudo aparece inscrito en un círculo y un cuadrado, con los brazos y piernas representados en dos posiciones diferentes.

El dibujo se completa con anotaciones realizadas por el propio Leonardo con su famosa escritura especular, es decir, invertida y realizada en sentido contrario, de derecha a izquierda, por lo que para ser leída sin dificultad es preciso colocar un espejo delante. Aunque existen muchas teorías que tratan de explicar las razones por las que Leonardo utilizaba este sistema de escritura, seguramente se debía a que era zurdo y, si hubiera escrito en la forma convencional, emborronaría todo el texto con la tinta.

Ignazio completando el puzle del dibujo de Leonardo da Vinci
A continuación incluimos un vídeo donde Ignazio, después de muchas horas de duro trabajo, coloca la última pieza del puzle del hombre vitruviano, y se lo muestra a su querido Franz, el precioso cocker negro que le acompaña.

Ignazio Boschetto con Franz completando el puzle 



sábado, 3 de febrero de 2018

Gianluca Ginoble: En Aranjuez, con tu amor

Cartel de En Aranjuez, con tu amor (Créditos: Il Volo Music)
      El Concierto de Aranjuez, compuesto por el maestro Joaquín Rodrigo, fue la primera gran obra musical compuesta para guitarra española y orquesta. La canción En Aranjuez, con tu amor que Gianluca Ginoble interpretó en el Tour Notte Magica, utiliza la melodía del Adagio del segundo movimiento de esta célebre obra. 

     El Concierto de Aranjuez se empezó a gestar en 1938, cuando el gran guitarrista Regino Sainz de la Maza coincidió en San Sebastián, en un almuerzo, con Joaquín Rodrigo y le hizo saber la ilusión que le hacía que el maestro compusiera un concierto para guitarra y orquesta. Joaquín Rodrigo regresó a París, donde entonces residía junto a su esposa, pero la idea del concierto ya había prendido en él. Dos meses después, según él mismo relata, oyó dentro de su mente el tema completo del Adagio y, a continuación, se dispuso a trabajar en el concierto completo que escribió en braille, puesto que el maestro Rodrigo era ciego desde que tenía tres años de edad. La obra se estrenó en el Palacio de la Música Catalana, en Barcelona, el 9 de noviembre de 1940, con Regino Sainz de la Maza como guitarrista solista.

     Joaquín Rodrigo, a la hora de componer su concierto, se inspiró en la ciudad de Aranjuez, en donde pasó una temporada en 1933 con su esposa, la pianista Victoria Kamhi, a la cual Rodrigo llamaba Vicky, con la que disfrutó de un matrimonio muy feliz. Según él mismo relataba, allí pasaron unos días deliciosos, paseando por la orilla del río Tajo. El maestro Rodrigo quiso recrear una época, en torno a finales del siglo XVIII y principios del XIX, en la que se combinaba el ambiente aristocrático y popular, y que se encuentra muy presente en el Palacio Real de Aranjuez y su entorno. Los bellos jardines, con sus fuentes y flores, están reflejados con una extrema sensibilidad en este concierto. 

Palacio Real de Aranjuez
(De Asereweisen - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0 es,
https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16718056)
     El Adagio del segundo tiempo del concierto alcanzó enseguida una enorme popularidad y empezó a ser adaptado a la música pop. Miles Davis, el músico de jazz, incluyó una versión del Adagio en su álbum Sketches of Spain (1960), y en 1967 aparece la primera versión cantada, en francés, con el título de Aranjuez mon amour, interpretada por el cantante Richard Anthony. El éxito fue tan fulminante que se empezaron a suceder versiones en numerosos idiomas y la letra en español correspondió a Alfredo García Segura. A Joaquín Rodrigo, en principio, no le gustó esta adaptación al pop del concierto, entre otras cosas porque, al parecer, no le pidieron su consentimiento. Sin embargo, con el tiempo reconoció que, gracias a estas adaptaciones, su obra fue conocida por el gran público.
Situación de la ciudad de Aranjuez

     Aranjuez, la ciudad que inspiró el célebre concierto, es una localidad situada a 42 kilómetros de Madrid. Es principalmente conocida por su precioso Palacio Real, sus espectaculares jardines y por el llamado Motín de Aranjuez de 1808, acontecimiento histórico que supuso el fin del reinado del rey Carlos IV de España. El Palacio Real de Aranjuez fue iniciado en el siglo XVI por orden del rey Felipe II, que encomendó la obra a Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, los arquitectos responsables de El Escorial. Sin embargo, el palacio quedó inconcluso y fue en el siglo XVIII, con Fernando VI y Carlos III, cuando el palacio se completó y adquirió su aspecto actual. Pero lo más característico, tanto del palacio como de toda la ciudad de Aranjuez, son sus inmensos jardines, regados por los ríos Tajo y Jarama. En el entorno encontramos desde jardines renacentistas del siglo XVI, como el Jardín de la Isla, hasta jardines del siglo XVIII, de estilo neoclásico, como el Jardín del Príncipe. El Paisaje cultural de Aranjuez, en su conjunto, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001.

     En el vídeo que se incluye en este artículo, podemos disfrutar de la interpretación de En Aranjuez, con tu amor realizada por Gianluca Ginoble en Moscú el 18 de junio de 2017, junto con imágenes de la ciudad, el palacio y los jardines de Aranjuez.



viernes, 12 de enero de 2018

Piero Barone: No puede ser

     No puede ser es un aria o romanza para tenor de la zarzuela La tabernera del puerto y es una de las piezas musicales preferidas de Piero Barone, que la ha interpretado con gran éxito en el tour Notte Magica de 2017.

    La zarzuela es un género musical escénico español muy similar a la ópera pero que contiene también partes habladas y La tabernera del puerto es una de la zarzuelas más célebres, además de presentar un argumento y unos personajes sorprendentes en una obra de carácter lírico. Está basada en un Romancillo marinero que publicó Federico Romero Sarachaga en el diario ABC en 1935, y que luego reconvirtió, junto a Guillermo Fernández-Shaw, en el libreto de una zarzuela a la que Pablo Sorozábal puso música. Sorozábal era ya un músico consagrado tras haber ejercido en Alemania como compositor sinfónico y director.

Cartel de La tabernera del puerto
        La acción se sitúa en una localidad marinera imaginaria del norte de España, llamada Cantabreda, en 1936, es decir, en el mismo momento en que fue creada. Presenta unos personajes inusuales en las obras líricas (cómicos, perdedores, contrabandistas, borrachos) y un lenguaje descarnado que ha llevado a algunos críticos a detectar cierta influencia del gran escritor español Pío Baroja. También presenta rasgos de una modernidad inusual en este tipo de obras: tráfico de cocaína, referencias al cine (se menciona a Tarzán y a Charlot), e incluso se pensó en incluir una escena con unas bailarinas vestidas de marineros norteamericanos bailando claqué, aunque este número al final se desechó. Por tanto, toda la zarzuela es una fusión entre lo clásico, lo popular y la modernidad que hacen de La tabernera del puerto una obra única y original. Se estrenó en el teatro Tívoli de Barcelona en 1936, pero el estallido de la Guerra Civil española no permitió que la zarzuela se representara en 4 años y tubo que ser reestrenada en el teatro de La Zarzuela de Madrid en 1940, acabada ya la contienda bélica. 

    La acción se centra en una taberna situada en un puerto marinero regentada por una mujer muy bella, llamada Marola, que comparte su vida con un misterioso hombre que todos creen que es su marido, aunque en realidad es su padre, llamado Juan de Eguía. Un marinero llamado Leandro está locamente enamorado de Marola y ésta parece que le corresponde. Juan de Eguía, que además de traficante de drogas es un canalla, piensa aprovechar el enamoramiento de Leandro para utilizarlo en el trasporte de un alijo de cocaína, presionando a Marola para que involucre a Leandro en la operación delictiva. Simpson, un marinero inglés, advierte a Leandro que Marola va a intentar embaucarlo en este sucio asunto y el marinero enamorado se niega a creerlo. Es en ese momento cuando entona No puede ser

       Sin embargo, Leandro está tan loco de amor que, para evitar que Marola pueda sufrir alguna agresión de su padre y con la esperanza de así lograr casarse con ella, decide ceder e ir a recoger con Marola la mercancía ilegal en una barca, aunque les sorprende una tormenta y desaparecen. Juan de Eguía, que cree que su hija ha muerto, se arrepiente de lo que ha hecho y confiesa su paternidad. Finalmente, llega la noticia de que Leandro y Marola están vivos, aunque detenidos por los carabineros. Juan de Eguía decide entregarse, exculpando así a su hija y su pretendiente que quedan en libertad. 

          Desde su estreno, la romanza para tenor No puede ser se convirtió en la pieza preferida por el público, por su belleza y por las exigencias vocales que presentaba. El propio Sorozábal contaba que el tenor que estrenó la obra, Faustino Aguirre, le pidió varias veces que bajase medio tono la romanza porque temía fallar en alguna ocasión, a lo que el músico siempre se negó. Con el tiempo se ha convertido en un aria imprescindible en el repertorio de grandes tenores, aunque han destacado las interpretaciones que han hecho de ella los cantantes españoles Alfredo Kraus y Plácido Domingo. Piero Barone la interpreta con verdadera maestría y, gracias a él, esta bella romanza española ha sido escuchada en todo el mundo. 

          En el vídeo que se incluye en este artículo, se hace un recorrido por varias actuaciones de Piero Barone en el tour Notte Magica (2017) interpretando No puede ser en diversas ciudades del mundo (edición: Carmen García)

Licencia de Creative Commons Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Il Volo: Ave Maria, Mater Misericordiae

Cartel de Ave Maria, Mater Misericordiae (Créditos: Il Volo music)
(Leer en italiano)

(Leer en inglés)

          El único tema nuevo del álbum Notte Magica – A Tribute to The Three Tenors es Ave María, Mater Misericordiae, compuesta por Giorgio F. Pintus y Romano Musumarra. Esta canción, aunque fue incluida en el álbum, no fue interpretada por Il Volo en el concierto celebrado el 1 de julio de 2016 en la Plaza de Santa Croce de Florencia, en el que se grabó en vivo el disco Notte Magica, porque debía ser interpretada en la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia ante el Papa Francisco. Por desgracia, Il Volo no pudo acudir a la cita en Cracovia por problemas técnicos, y el estreno de la interpretación en directo de la canción se tuvo que posponer hasta marzo de 2017. Il Volo cantó por primera vez en vivo Ave María, Mater Misericordiae el 2 de marzo de 2017 en Easton (EEUU), aunque su presentación oficial fue en el Radio City Music Hall de Nueva York el 4 de marzo de 2017.


      Desde el primer momento, la canción se convirtió en una de las preferidas de los espectadores del tour Notte Magica. Se trata de una pequeña joya, en el más puro estilo de Il Volo, que se adapta perfectamente a las características vocales del grupo. La canción, dedicada a la Virgen María, comienza suavemente en tonos bajos con la voz de Gianluca Ginoble seguido de Ignazio Boschetto y aumenta en intensidad en el estribillo, a cargo de Piero Barone. Pero el momento culminante llega al final de la canción, cuando Ignazio Boschetto ataca las notas más altas para finalmente unirse las tres voces en una armonía grandiosa. La letra es una perfecta combinación de tradición y actualidad, y consigue ser poética sin resultar anticuada.

El Vaticano con la Plaza de San Pedro al fondo (Créditos: Piero Barone)
Entrada de la Basílica de San Pedro del
 Vaticano (Créditos: Gianluca Ginoble)


    Piero, Gianluca e Ignazio consiguieron finalmente dedicar y entregar al Papa Francisco el disco con la canción en una audiencia celebrada en el Vaticano el 6 de mayo de 2017. Como es habitual, los chicos de Il Volo compartieron con sus seguidores esta experiencia publicando vídeos y fotos de la Basílica de San Pedro del Vaticano, con la majestuosa cúpula de Miguel Ángel Buonarroti, y de la Plaza de San Pedro, obra del gran artista barroco Gian Lorenzo Bernini, así como de su llegada a Roma y su encuentro con el Papa Francisco.

Piero Barone, Ignazio Boschetto y Gianluca Ginoble entregando al Papa Francisco el álbum Notte Magica el 6 de mayo de 2017 en el Vaticano (Créditos: Gianluca Ginoble)


      A continuación se incluye el vídeo de la interpretación de Ave María, Mater Misericordiae el día de su presentación en Nueva York el 4 de marzo de 2017, con subtítulos en español.


Il Volo interpretando Ave María, Mater Misericordiae 
en el Radio Music Hall de Nueva York el 4 de marzo de 2017




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

martes, 3 de octubre de 2017

Il Volo: María

Cartel de la producción original de West Side Story de Broadway
(Créditos: Il Volo Music)
          María es una canción que forma parte del musical West Side Story con letra de Stephen Sondheim y música de Leonard Berstein. En el espectáculo Notte Magica de Il Volo era interpretada a dúo por Gianluca Ginoble e Ignazio Boschetto. Otra de las canciones de esta obra musical, Tonight, también era interpretada por Ignazio Boschetto, en este caso en solitario.
Leonard Bernstein en 1955.

       West Side Story es una transposición de la eterna historia de Romeo y Julieta de William Shakespeare al Nueva York de mediados del siglo XX. La calidad de la música de Berstein, las complejas coreografías y el trasfondo social del argumento supusieron, en su día, una auténtica innovación en la comedia musical estadounidense. Leonard Berstein, compositor, pianista y director de orquesta estadounidense, era ya un músico prestigioso cuando compuso esta obra, puesto que era el director de la Orquesta Filarmónica de Nueva York desde 1943 y su carrera se había desarrollado internacionalmente tras la Segunda Guerra Mundial. La orquestación creada por Berstein para la obra requería, al menos, treinta músicos, lo que era una novedad en este género. West Side Story se estrenó en Broadway (Nueva York) en 1957 con un éxito extraordinario, pero su fama mundial llegó con el estreno, en 1961, de la película homónima, protagonizada por Natalie Wood en el papel de María y Richard Beymer como Tony, que consiguió diez premios Óscar.

      El argumento de West Side Story se desarrolla en un barrio de Nueva York en el que están enfrentadas dos bandas juveniles rivales: los Sharks de origen puertorriqueño y los Jets, estadounidenses de origen europeo. El drama se desencadena cuando Tony, antiguo miembro de los Jets, conoce y se enamora de María, hermana de Bernardo, el líder de los Sharks. La canción María precisamente relata como Tony queda inmediatamente prendado de la chica nada más verla. Inmediatamente, tanto Bernardo como Tony se ven presionados por sus respectivas bandas a enfrentarse, lo que finalmente sucede. El final, igual que en Romeo y Julieta, es trágico, culminando con la muerte de Tony en brazos de María.

        A continuación se incluye un vídeo de la interpretación por parte de Gianluca e Ignazio de María en el concierto celebrado en Nueva York el 4 de marzo de 2017, con subtítulos en español.



Gianluca Ginoble e Ignazio Boschetto
interpretando María (Nueva York, 4/3/2017)


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Piero Barone en el Valle de los Templos

Piero Barone y Michele Torpedine (Créditos: Piero Barone)
           El día 21 de agosto de 2017, Piero Barone, acudió al Valle de los Templos en Agrigento, al sur de Sicilia, acompañado de familiares, amigos y el manager de Il Volo, Michele Torpedine. Este magnífico y único enclave de interés histórico-artístico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998, es especialmente querido por Piero puesto que su localidad natal, Naro, se encuentra en la provincia de Agrigento.

 El Valle de los Templos con música del ballet
El cascanueces (Vals de las flores) de Tchaikovski
(Créditos: Piero Barone)

          El Valle de los Templos (Valle dei Templi en italiano) era una amplia zona sagrada situada al sur de la ciudad de Agrigento en la que se construyeron siete templos griegos entre los siglos VI y V a.C. La isla de Sicilia y el sur de la península itálica fue una zona fuertemente colonizada por los griegos a partir del siglo VIII a.C., que fundaron allí ciudades de gran desarrollo comercial, entre ellas Akragas (Agrigento). Esta amplia zona del sur de Italia fue llamada posteriormente por los romanos Magna Grecia y en ella se conservan preciosos vestigios del arte y la cultura griega.

Piero Barone delante del Templo
de la Concordia
(Créditos: Piero Barone)
           De los siete templos griegos que se encuentran en este enclave, el mejor conservado es el llamado Templo de la Concordia, que aparece a la espalda de Piero y sus acompañantes en estas imágenes. El nombre por el que conocemos este templo fue adjudicado también por los romanos, aunque parece ser que en origen estaba dedicado a los Dioscuros, Cástor y Pólux, héroes gemelos de la mitología griega, hijos de Leda. Es un templo construido en 440-430 a.C., en plena época clásica griega y, además de ser uno de los templos griegos mejor conservados de la Antigüedad, presenta todas las características arquetípicas del templo griego clásico: pronaos (vestíbulo delantero), naos (capilla para el dios o dioses), opistodomos (vestíbulo trasero) y peristilo (fila de columnas que rodea el templo). Está construido en orden dórico, es más sencillo y elegante de los órdenes griegos, igual que el Partenón de Atenas, como se puede observar en sus columnas robustas, sin basa y capitel sencillo, así como en su friso decorado con triglifos y metopas. Los griegos, obsesionados por la medida, la proporción, la simetría y la perfección en las líneas, aplicaban a sus templos una serie de reglas para conseguir la belleza perfecta, y en el Templo de la Concordia de Agrigento las podemos encontrar. La proporción perfecta en los templos
Planta del Templo de la Concordia
rectangulares exigía que los laterales del edificio tuvieran el doble de columnas más una de las que se levantan en el frente. Esta regla se cumple en el Templo de la Concordia que presenta seis columnas en el frente (templo hexástilo) y el doble más una en el lateral, es decir, 13. El perfeccionismo griego llevaba a los arquitectos a intentar corregir los defectos que se pueden producir en la visión humana, y para ello en el Templo de la Concordia se disminuyó el espacio entre las columnas de las esquinas y se aumentó el tamaño de las últimas metopas para conseguir un mejor efecto visual.
Templo de la Concordia 
Sin embargo, el aspecto de este monumento era muy diferente en el s. V a.C. al actual, puesto que en origen estaba decorado con vivos colores, al igual que todos los templos griegos.

           A continuación incluimos un reportaje emitido por Agrigento TV1 en el que se informaba de un concierto de Il Volo celebrado en el Valle de los Templos de Agrigento el 20 de agosto de 2015.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.