viernes, 12 de enero de 2018

Piero Barone: No puede ser

     No puede ser es un aria o romanza para tenor de la zarzuela La tabernera del puerto y es una de las piezas musicales preferidas de Piero Barone, que la ha interpretado con gran éxito en el tour Notte Magica de 2017.

    La zarzuela es un género musical escénico español muy similar a la ópera pero que contiene también partes habladas y La tabernera del puerto es una de la zarzuelas más célebres, además de presentar un argumento y unos personajes sorprendentes en una obra de carácter lírico. Está basada en un Romancillo marinero que publicó Federico Romero Sarachaga en el diario ABC en 1935, y que luego reconvirtió, junto a Guillermo Fernández-Shaw, en el libreto de una zarzuela a la que Pablo Sorozábal puso música. Sorozábal era ya un músico consagrado tras haber ejercido en Alemania como compositor sinfónico y director.

Cartel de La tabernera del puerto
        La acción se sitúa en una localidad marinera imaginaria del norte de España, llamada Cantabreda, en 1936, es decir, en el mismo momento en que fue creada. Presenta unos personajes inusuales en las obras líricas (cómicos, perdedores, contrabandistas, borrachos) y un lenguaje descarnado que ha llevado a algunos críticos a detectar cierta influencia del gran escritor español Pío Baroja. También presenta rasgos de una modernidad inusual en este tipo de obras: tráfico de cocaína, referencias al cine (se menciona a Tarzán y a Charlot), e incluso se pensó en incluir una escena con unas bailarinas vestidas de marineros norteamericanos bailando claqué, aunque este número al final se desechó. Por tanto, toda la zarzuela es una fusión entre lo clásico, lo popular y la modernidad que hacen de La tabernera del puerto una obra única y original. Se estrenó en el teatro Tívoli de Barcelona en 1936, pero el estallido de la Guerra Civil española no permitió que la zarzuela se representara en 4 años y tubo que ser reestrenada en el teatro de La Zarzuela de Madrid en 1940, acabada ya la contienda bélica. 

    La acción se centra en una taberna situada en un puerto marinero regentada por una mujer muy bella, llamada Marola, que comparte su vida con un misterioso hombre que todos creen que es su marido, aunque en realidad es su padre, llamado Juan de Eguía. Un marinero llamado Leandro está locamente enamorado de Marola y ésta parece que le corresponde. Juan de Eguía, que además de traficante de drogas es un canalla, piensa aprovechar el enamoramiento de Leandro para utilizarlo en el trasporte de un alijo de cocaína, presionando a Marola para que involucre a Leandro en la operación delictiva. Simpson, un marinero inglés, advierte a Leandro que Marola va a intentar embaucarlo en este sucio asunto y el marinero enamorado se niega a creerlo. Es en ese momento cuando entona No puede ser

       Sin embargo, Leandro está tan loco de amor que, para evitar que Marola pueda sufrir alguna agresión de su padre y con la esperanza de así lograr casarse con ella, decide ceder e ir a recoger con Marola la mercancía ilegal en una barca, aunque les sorprende una tormenta y desaparecen. Juan de Eguía, que cree que su hija ha muerto, se arrepiente de lo que ha hecho y confiesa su paternidad. Finalmente, llega la noticia de que Leandro y Marola están vivos, aunque detenidos por los carabineros. Juan de Eguía decide entregarse, exculpando así a su hija y su pretendiente que quedan en libertad. 

          Desde su estreno, la romanza para tenor No puede ser se convirtió en la pieza preferida por el público, por su belleza y por las exigencias vocales que presentaba. El propio Sorozábal contaba que el tenor que estrenó la obra, Faustino Aguirre, le pidió varias veces que bajase medio tono la romanza porque temía fallar en alguna ocasión, a lo que el músico siempre se negó. Con el tiempo se ha convertido en un aria imprescindible en el repertorio de grandes tenores, aunque han destacado las interpretaciones que han hecho de ella los cantantes españoles Alfredo Kraus y Plácido Domingo. Piero Barone la interpreta con verdadera maestría y, gracias a él, esta bella romanza española ha sido escuchada en todo el mundo. 

          En el vídeo que se incluye en este artículo, se hace un recorrido por varias actuaciones de Piero Barone en el tour Notte Magica (2017) interpretando No puede ser en diversas ciudades del mundo (edición: Carmen García)

Licencia de Creative Commons Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Il Volo: Ave Maria, Mater Misericordiae

Cartel de Ave Maria, Mater Misericordiae (Créditos: Il Volo music)
(Leer en italiano)

(Leer en inglés)

          El único tema nuevo del álbum Notte Magica – A Tribute to The Three Tenors es Ave María, Mater Misericordiae, compuesta por Giorgio F. Pintus y Romano Musumarra. Esta canción, aunque fue incluida en el álbum, no fue interpretada por Il Volo en el concierto celebrado el 1 de julio de 2016 en la Plaza de Santa Croce de Florencia, en el que se grabó en vivo el disco Notte Magica, porque debía ser interpretada en la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia ante el Papa Francisco. Por desgracia, Il Volo no pudo acudir a la cita en Cracovia por problemas técnicos, y el estreno de la interpretación en directo de la canción se tuvo que posponer hasta marzo de 2017. Il Volo cantó por primera vez en vivo Ave María, Mater Misericordiae el 2 de marzo de 2017 en Easton (EEUU), aunque su presentación oficial fue en el Radio City Music Hall de Nueva York el 4 de marzo de 2017.


      Desde el primer momento, la canción se convirtió en una de las preferidas de los espectadores del tour Notte Magica. Se trata de una pequeña joya, en el más puro estilo de Il Volo, que se adapta perfectamente a las características vocales del grupo. La canción, dedicada a la Virgen María, comienza suavemente en tonos bajos con la voz de Gianluca Ginoble seguido de Ignazio Boschetto y aumenta en intensidad en el estribillo, a cargo de Piero Barone. Pero el momento culminante llega al final de la canción, cuando Ignazio Boschetto ataca las notas más altas para finalmente unirse las tres voces en una armonía grandiosa. La letra es una perfecta combinación de tradición y actualidad, y consigue ser poética sin resultar anticuada.

El Vaticano con la Plaza de San Pedro al fondo (Créditos: Piero Barone)
Entrada de la Basílica de San Pedro del
 Vaticano (Créditos: Gianluca Ginoble)


    Piero, Gianluca e Ignazio consiguieron finalmente dedicar y entregar al Papa Francisco el disco con la canción en una audiencia celebrada en el Vaticano el 6 de mayo de 2017. Como es habitual, los chicos de Il Volo compartieron con sus seguidores esta experiencia publicando vídeos y fotos de la Basílica de San Pedro del Vaticano, con la majestuosa cúpula de Miguel Ángel Buonarroti, y de la Plaza de San Pedro, obra del gran artista barroco Gian Lorenzo Bernini, así como de su llegada a Roma y su encuentro con el Papa Francisco.

Piero Barone, Ignazio Boschetto y Gianluca Ginoble entregando al Papa Francisco el álbum Notte Magica el 6 de mayo de 2017 en el Vaticano (Créditos: Gianluca Ginoble)


      A continuación se incluye el vídeo de la interpretación de Ave María, Mater Misericordiae el día de su presentación en Nueva York el 4 de marzo de 2017, con subtítulos en español.


Il Volo interpretando Ave María, Mater Misericordiae 
en el Radio Music Hall de Nueva York el 4 de marzo de 2017




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

martes, 3 de octubre de 2017

Il Volo: María

Cartel de la producción original de West Side Story de Broadway
(Créditos: Il Volo Music)
          María es una canción que forma parte del musical West Side Story con letra de Stephen Sondheim y música de Leonard Berstein. En el espectáculo Notte Magica de Il Volo era interpretada a dúo por Gianluca Ginoble e Ignazio Boschetto. Otra de las canciones de esta obra musical, Tonight, también era interpretada por Ignazio Boschetto, en este caso en solitario.
Leonard Bernstein en 1955.

       West Side Story es una transposición de la eterna historia de Romeo y Julieta de William Shakespeare al Nueva York de mediados del siglo XX. La calidad de la música de Berstein, las complejas coreografías y el trasfondo social del argumento supusieron, en su día, una auténtica innovación en la comedia musical estadounidense. Leonard Berstein, compositor, pianista y director de orquesta estadounidense, era ya un músico prestigioso cuando compuso esta obra, puesto que era el director de la Orquesta Filarmónica de Nueva York desde 1943 y su carrera se había desarrollado internacionalmente tras la Segunda Guerra Mundial. La orquestación creada por Berstein para la obra requería, al menos, treinta músicos, lo que era una novedad en este género. West Side Story se estrenó en Broadway (Nueva York) en 1957 con un éxito extraordinario, pero su fama mundial llegó con el estreno, en 1961, de la película homónima, protagonizada por Natalie Wood en el papel de María y Richard Beymer como Tony, que consiguió diez premios Óscar.

      El argumento de West Side Story se desarrolla en un barrio de Nueva York en el que están enfrentadas dos bandas juveniles rivales: los Sharks de origen puertorriqueño y los Jets, estadounidenses de origen europeo. El drama se desencadena cuando Tony, antiguo miembro de los Jets, conoce y se enamora de María, hermana de Bernardo, el líder de los Sharks. La canción María precisamente relata como Tony queda inmediatamente prendado de la chica nada más verla. Inmediatamente, tanto Bernardo como Tony se ven presionados por sus respectivas bandas a enfrentarse, lo que finalmente sucede. El final, igual que en Romeo y Julieta, es trágico, culminando con la muerte de Tony en brazos de María.

        A continuación se incluye un vídeo de la interpretación por parte de Gianluca e Ignazio de María en el concierto celebrado en Nueva York el 4 de marzo de 2017, con subtítulos en español.



Gianluca Ginoble e Ignazio Boschetto
interpretando María (Nueva York, 4/3/2017)


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Piero Barone en el Valle de los Templos

Piero Barone y Michele Torpedine (Créditos: Piero Barone)
           El día 21 de agosto de 2017, Piero Barone, acudió al Valle de los Templos en Agrigento, al sur de Sicilia, acompañado de familiares, amigos y el manager de Il Volo, Michele Torpedine. Este magnífico y único enclave de interés histórico-artístico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998, es especialmente querido por Piero puesto que su localidad natal, Naro, se encuentra en la provincia de Agrigento.

 El Valle de los Templos con música del ballet
El cascanueces (Vals de las flores) de Tchaikovski
(Créditos: Piero Barone)

          El Valle de los Templos (Valle dei Templi en italiano) era una amplia zona sagrada situada al sur de la ciudad de Agrigento en la que se construyeron siete templos griegos entre los siglos VI y V a.C. La isla de Sicilia y el sur de la península itálica fue una zona fuertemente colonizada por los griegos a partir del siglo VIII a.C., que fundaron allí ciudades de gran desarrollo comercial, entre ellas Akragas (Agrigento). Esta amplia zona del sur de Italia fue llamada posteriormente por los romanos Magna Grecia y en ella se conservan preciosos vestigios del arte y la cultura griega.

Piero Barone delante del Templo
de la Concordia
(Créditos: Piero Barone)
           De los siete templos griegos que se encuentran en este enclave, el mejor conservado es el llamado Templo de la Concordia, que aparece a la espalda de Piero y sus acompañantes en estas imágenes. El nombre por el que conocemos este templo fue adjudicado también por los romanos, aunque parece ser que en origen estaba dedicado a los Dioscuros, Cástor y Pólux, héroes gemelos de la mitología griega, hijos de Leda. Es un templo construido en 440-430 a.C., en plena época clásica griega y, además de ser uno de los templos griegos mejor conservados de la Antigüedad, presenta todas las características arquetípicas del templo griego clásico: pronaos (vestíbulo delantero), naos (capilla para el dios o dioses), opistodomos (vestíbulo trasero) y peristilo (fila de columnas que rodea el templo). Está construido en orden dórico, es más sencillo y elegante de los órdenes griegos, igual que el Partenón de Atenas, como se puede observar en sus columnas robustas, sin basa y capitel sencillo, así como en su friso decorado con triglifos y metopas. Los griegos, obsesionados por la medida, la proporción, la simetría y la perfección en las líneas, aplicaban a sus templos una serie de reglas para conseguir la belleza perfecta, y en el Templo de la Concordia de Agrigento las podemos encontrar. La proporción perfecta en los templos
Planta del Templo de la Concordia
rectangulares exigía que los laterales del edificio tuvieran el doble de columnas más una de las que se levantan en el frente. Esta regla se cumple en el Templo de la Concordia que presenta seis columnas en el frente (templo hexástilo) y el doble más una en el lateral, es decir, 13. El perfeccionismo griego llevaba a los arquitectos a intentar corregir los defectos que se pueden producir en la visión humana, y para ello en el Templo de la Concordia se disminuyó el espacio entre las columnas de las esquinas y se aumentó el tamaño de las últimas metopas para conseguir un mejor efecto visual.
Templo de la Concordia 
Sin embargo, el aspecto de este monumento era muy diferente en el s. V a.C. al actual, puesto que en origen estaba decorado con vivos colores, al igual que todos los templos griegos.

           A continuación incluimos un reportaje emitido por Agrigento TV1 en el que se informaba de un concierto de Il Volo celebrado en el Valle de los Templos de Agrigento el 20 de agosto de 2015.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

viernes, 28 de julio de 2017

Gianluca Ginoble: La danza

Cartel de La danza con la caricatura de Rossini
publicada en la portada de 
Le Hanneton, 1867 (Crédits: Il Volo music)
              
           En el tour Notte magica Gianluca Ginoble interpreta una alegre tarantela titulada La danza del compositor italiano del siglo XIX Gioachino Rossini (1792-1868). La tarantela es un baile popular de origen napolitano que, en el siglo XIX, con el Romanticismo y su gusto por la recuperación de la música popular, fue cultivada por grandes compositores como Franz Schubert, Franz Liszt o Frédéric Chopin. En su forma moderna, la tarantela es un baile de galanteo y seducción entre parejas, de ritmo muy vivo, acompañado de canto. Rossini compuso La danza en 1835, con letra del conde Carlo Pepoli, y fue incluida en la colección Les soirées musicales, compuesta cuando el músico ya se había instalado en París. Se trata de una canción cómica donde se describe una fiesta en la que chicos y chicas bailan mientras coquetean entre ellos. Aunque ha sido interpretada fundamentalmente por tenores (Caruso, Pavarotti, Flórez o Bocelli), también se ha adaptado para barítonos, bajos e, incluso, sopranos.

           Rossini fue uno de los personajes más curiosos e interesantes de la historia de la música. Hijo de un músico y una cantante, fue extraordinariamente precoz, estrenando su primera ópera a los 18 años. Antes de cumplir los 25 años ya se había convertido en el compositor más solicitado de Italia, creando óperas de todo tipo, aunque destacó especialmente en el género bufo. Su obra de mayor éxito fue El barbero de Sevilla (1816) y Guillermo Tell supuso su consagración definitiva. Sin embargo, después del estreno de esta última obra en 1829, decidió no volver a componer ninguna ópera más. Las razones no están claras. Según algunos, Rossini creía que había llegado a la cima del género operístico y otro éxito no le iba a aportar nada a su carrera, mientras que un fracaso podía echarla a perder. Otros atribuyen su retirada de la ópera a la acomodada posición económica que había conseguido y otros a sus ciclos maniaco-.depresivos. Sea cual sea la causa, Rossini abandonó la ópera pero no la música: siguió componiendo obras breves, entre ellas La danza, además de dirigir varios teatros.

           En 1823 se instaló en Francia, donde finalmente murió, aunque siguió viajando a Italia y otros países de Europa durante toda su vida. Aunque abandonó la ópera siendo aún joven (37 años), nunca abandonó su segunda gran pasión: la gastronomía. Rossini era un gran cocinero y anfitrión, y eran famosas las cenas que celebraba en su casa para agasajar a sus amigos en las que servía sus platos favoritos. Nunca se dedicó profesionalmente a la cocina, pero si se le atribuye la invención de varios platos que llevan su nombre. Al parecer, mantenía una buena amistad con famosos cocineros y les sugería recetas que luego los chefs llevaban a cabo. Era un gran amante de la pasta italiana, que dio a conocer en Europa, y sus ingredientes favoritos eran las trufas y el foie gras. Entre los platos que llevan su nombre, destacan los canelones y el Turnedó Rossini.
  
          Rossini fue, sin duda, todo un personaje que definió la vida así: Comer y amar, cantar y digerir; esos son, a decir verdad, los cuatro actos de esta ópera bufa que es la vida y que se desvanece como la espuma de una botella de champán.

            A continuación se puede disfrutar de la interpretación de Gianluca Ginoble de La danza en Moscú, con subtítulos en español.

 Gianluca Ginoble: La danza
Moscú, 18 de junio de 2017


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

lunes, 17 de julio de 2017

Ignazio Boschetto: Una furtiva lagrima

Cartel de El elixir de amor de Donizetti (Credits: Il Volo Music)
        
(Leer en italiano)

              Una furtiva lagrima es una de las arias más conocidas de la historia de la ópera y ha formado parte del repertorio de los más célebres tenores: Enrico Caruso, Luciano Pavarotti, José Carreras, Alfredo Kraus, Plácido Domingo, Juan Diego Flórez... y en el espectáculo Notte magica es interpretada por Ignazio Boschetto.

            Forma parte de El elixir de amor (L'elisir d'amore en italiano), tal vez la obra más popular de Gaetano Donizetti y, junto a El barbero de Sevilla y Las bodas de Fígaro, la ópera cómica más representada. Fue escrita en 1832 en un tiempo record: al empresario del Teatro della Canobbiana de Milán le había fallado un encargo y tuvo que recurrir a Donizetti para que le proporcionara una ópera en el plazo de catorce días; el músico y el letrista Felice Romani no solo consiguieron terminarla a tiempo, sino que además obtuvieron un éxito rotundo.

            Presenta un argumento bucólico y sencillo que permite presentar personajes arquetípicos, al estilo de la comedia del arte. La acción trascurre en un pequeño pueblo donde vive un sencillo campesino llamado Nemorino. El muchacho está enamorado de una rica y frívola terrateniente llamada Adina que, aparentemente, no está interesada por él. Nemorino teme que el sargento Belcore, también pretendiente de Adina, consiga casarse con su amada así que, cuando llega al pueblo un charlatán, el doctor Dulcamara, le pide que le proporcione un elixir mágico para conseguir el amor de la chica. El doctor, que es un estafador, le vende una botella de vino de Burdeos convenciendo al campesino que, tomándolo, conseguirá el amor de su amada.

            Mientras tanto, el sargento Belcore ha conseguido que Adina acepte su propuesta de matrimonio y Nemorino, desesperado, ingiere una gran cantidad de elixir, en realidad vino, para que el efecto sea fulminante. Por el pueblo se ha difundido el rumor de que Nemorino ha heredado, sin que él lo sepa, una gran cantidad de dinero de un tío que ha fallecido, así que todas las chicas empiezan a perseguir al muchacho. Él atribuye este éxito con las mujeres al elixir y cree advertir una lágrima en los ojos de Adina que, al verlo asediado por las chicas, piensa que ha perdido su amor. Este es el momento en el que Nemorino entona la famosa aria Una furtiva lágrima, convencido que la pena de Adina es la prueba irrefutable de que le ama. Al final de la obra, la chica se da cuenta de que efectivamente ama a Nemorino, deshace su compromiso con el sargento Belcore y la obra termina felizmente.

            Sin duda, Una furtiva lágrima es el pasaje más famoso de la ópera y una de las mejores piezas musicales de Donizetti que introduce una nota de melancolía y ternura en esta alegre y simpática obra. A continuación proporcionamos un vídeo en el que se puede disfrutar de la interpretación de Ignazio Boschetto con subtítulos en español.

Ignazio Boschetto interpretando Una furtiva lágrima
Nueva York, 4 de marzo de 2017
 


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

domingo, 18 de junio de 2017

Il Volo: Granada

Cartel de Granada (Credits: Il Volo music)
         Granada es una canción creada por el compositor mexicano Agustín Lara en 1932. Fue escrita para el tenor Pedro Vargas y, por tanto, desde su origen estuvo pensada para ser interpretada en estilo lírico, aunque ha sido también cantada en clave de jazz, pop, flamenco o rock. Ha formado parte del repertorio de numerosos cantantes: Jorge Negrete, Mario Lanza, Luis Mariano, Alfredo Kraus, Andrea Bocelli, Frank Sinatra (que la cantó con ritmo cha-cha-chá) y, claro está, de Plácido Domingo, José Carreras y Luciano Pavarotti. Il Volo la incluyó,  casi desde sus inicios, en su repertorio y forma parte de las canciones que se interpretan en el tour Notte Magica.

            Agustín Lara (1897-1970) fue uno de los compositores más célebres y populares de canciones y boleros de su época. Tuvo una vida verdaderamente novelesca. En su juventud participó en el movimiento revolucionario y trabajó como pianista en cabarets, cafés y salas de cine mudo. Fueron célebres sus tormentosos romances, aunque su gran amor fue María Félix, actriz mexicana con la que contrajo matrimonio y a la que dedicó varias canciones, una de ellas titulada María bonita. El éxito popular le llegó en los años 30 del siglo XX gracias a sus apariciones en la radio y, posteriormente, en el cine. 

            Para componer Granada Agustín Lara se inspiró en la ciudad española de este nombre sin conocerla, puesto que el músico no la visitó hasta 1964, 32 años después de haber escrito la canción. Sin embargo, Granada no fue una excepción. Lara dedicó canciones a muchas ciudades españolas: Sevilla, Murcia, Valencia, Toledo y Madrid, ciudad esta última a la que dedicó un famoso chotis que decía: “Madrid, en México se piensa mucho en ti”.

            Granada es una de las ciudades más bellas y llenas de arte de España y del mundo.
Situación de Granada en España (Guías Granada)
Está situada en Andalucía, al sur de España, al lado del macizo más alto de la Península Ibérica, Sierra Nevada. Es el resultado de su pasado histórico. Durante la Edad Media, fue la capital del hispanomusulmán Reino Nazarí desde el siglo XIII hasta su conquista por los Reyes Católicos en el siglo XV.  La ciudad tiene distritos y barrios llenos de sabor como el Albaicín, que mantiene el trazado medieval de la época musulmana, y el Sacromonte, barriada tradicionalmente gitana. Entre los grandes monumentos de la ciudad destacan la renacentista Catedral de Granada y la Capilla Real donde se encuentran las tumbas de los Reyes Católicos. 

            Pero el conjunto más emblemático de la ciudad es, sin duda, el recinto de la Alhambra, declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1984, junto con los jardines del Generalife y el barrio del Albaicín. La Alhambra (nombre que proviene del árabe y que significa fortaleza roja) es una ciudadela amurallada donde se alojan una serie de jardines y palacios. En la Alhambra se encuentra el magnífico palacio renacentista de Carlos V pero,  por encima de todo, destaca el palacio musulmán que fue la residencia oficial de la monarquía nazarí de Granada y que parece salido directamente de Las mil y una noches. Es uno de los monumentos más visitados del mundo y todo el que ha pasado por allí no puede olvidar esa inefable combinación de arquitectura, decoración, agua y vegetación que hace inolvidable la ciudad que alberga esta maravilla.

          En el vídeo que presentamos a continuación se puede disfrutar de algunos de los lugares más bellos de la ciudad, con la canción Granada cantada por Il Volo en la Arena de Verona el 23 de septiembre de 2015 con subtítulos en italiano.





           
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.