lunes, 20 de febrero de 2017

Ignazio y los ojos de Dalí


http://www.ilrestodelcarlino.it/bologna/cosa%20fare/foto/dali-experience-boschetto-il-volo-1.2869780
Ignazio Boschetto en la exposición Dalí Experience, en Bolonia. (Foto: Schicchi). Procedencia: Il Resto del Carlino

    El 4 de febrero de 2017 Ignazio Boschetto visitó la exposición Dalí Experience,  abierta al público entre el 25 de noviembre de 2016 hasta el 7 de mayo de 2017 en el Palacio Belloni de Bolonia. La exposición consta de cerca de 200 obras de la colección de Beniamino Levi, entre las que se encuentran esculturas, obras de vidrio, objetos de oro e ilustraciones que se complementan con 4 esculturas monumentales situadas en diversos puntos de la ciudad. Pero no se trata de una exposición tradicional, sino que se ha creado un recorrido interactivo y multimedia en el que se reproducen obras de Dalí y se invita al espectador a interactuar con ellas.

Cartel de la exposición
   El artista español Salvador Dalí (1904-1989) es uno de los máximos representantes del surrealismo, movimiento artístico-literario que, muy influido por las teorías de Froid, trata de expresar todo aquello que se encuentra en el inconsciente de la mente humana. Los surrealistas, por tanto, tenían en común su interés por lo mágico, lo absurdo, los sueños y por todo aquello que surja de la mente humana sin el filtro de la racionalidad, aunque la forma de expresar todo esto difiera mucho entre los diferentes artistas. En el caso de Dalí nos encontramos con un artista que, utilizando una técnica tradicional, de raíz renacentista, nos presenta escenas insólitas, oníricas y delirantes.


Ignazio Boschetto en la exposición Dalí Experience (Foto: Schicchi) Procedencia: Il Resto del Carlino


Dalí: Jirafa en llamas
            El periódico digital Il Resto del Carlino publicó varias fotografías en las que podíamos ver a Ignazio recorriendo la exposición. En una de las fotografías vemos al cantante observando una escultura, reproducción de una de las figuras del cuadro de Dalí Jirafa en llamas (1936-1937). Se trata de una mujer estilizada, que adopta una posición rebuscada, un tanto manierista, y que se encuentra anclada a la tierra (a la realidad) mediante unas muletas muy características de Dalí. Sin embargo, de su cuerpo salen unos cajones entreabiertos que sugieren los secretos que la mujer esconde en su interior y que podemos atisbar si nos asomamos a ellos.

        Pero ahora me quiero ocupar especialmente de la fotografía que encabeza este artículo, en la que vemos a Ignazio inmerso en una proyección que parece reproducir los famosos decorados que Dalí
Fotograma de Un perro andaluz, de Luis Buñuel, con la colaboración de Dalí
diseñó para la película de Alfred Hitchcock Recuerda (Spellbound, 1945), protagonizada por Gregory Peck e Ingrid Bergman. Hitchcock, muy interesado por el mundo del psicoanálisis, nos presenta la historia de un hombre con amnesia que, en un momento de la película, relata a un psiquiatra un sueño para intentar desvelar lo que se esconde detrás de su problema. Para elaborar los decorados de la escena onírica, Hitchcock recurrió a Dalí que, entre otras cosas, diseñó una especie de cortina, muy inquietante, decorada por múltiples ojos, que es la que se reproduce en la instalación de la exposición de Bolonia. Debemos recordar que los ojos son otros de los elementos más utilizados por Dalí en sus obras, y un ojo seccionado por una cuchilla de barbero fue la escena más polémica de la película Un perro andaluz (1929), del cineasta surrealista español Luis Buñuel, en la que también intervino Dalí. Tal vez la obsesión de Dalí por los ojos se deba a su admiración por Leonardo da Vinci, el cual escribió en uno de sus cuadernos de notas que el ojo es la ventana del alma.



 Escena del sueño de la película Recuerda,
de Alfred Hitchcock, con decorados de Dalí


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario